Ouvrez vos yeux, le monde est là.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Espuma

   Hoy me he preparado un chocolate caliente, con espuma. La mayoría de las veces me lo he bebido como si nada, pero hoy ha sido especial. He cogido la taza y un cómic, y me he tumbado en la cama. Estaba en silencio, leyendo, y me he dado cuenta de un sonido que no venía de fuera de la habitación, sino de dentro, de la taza. La espuma hacía ruido. En ese momento del descubrimiento, me sumí en un gran estado de tranquilidad y de satisfacción. Recordé entonces el sonido del mar, cuando el agua que queda en la orilla comienza a ser absorbida por la arena haciendo un sonido similar.
   Hay miles de pequeñas cosas que nos pasan desapercibidas, cosas a las que no damos importancia. Y son esas pequeñas cosas por las que hay que luchar en la vida, las que con su búsqueda, una vida se distingue de otra.

1 comentario: